jueves, 9 de enero de 2014

¿Animales en TUSSAM o Metro?

Durante estos últimos días se ha hablado mucho en la prensa sobre el riesgo de perder la cifra de 700.000 habitantes en la capital y con ello su peso político y económico. En estos últimos datos del censo refleja la amenaza honorífica de ser la cuarta urbe de España en detrimento de Zaragoza, ciudad que no sólo nos alcanza en población sino también en políticas de protección animal. A partir del próximo 11 de Enero los perros podrán viajar en bus y tranvía urbano en la ciudad maña.

Las mascotas forman parte de nuestras vidas y en países extranjeros existe una mayor integración de estos en la sociedad, por ejemplo permitiendo la entrada en mucho establecimientos, hecho solo permitido en España en las tiendas de El Corte Inglés. Zaragoza ha dado un paso adelante y pondrá a prueba la convivencia humano-canina en el transporte público. La nueva normativa establece que se podrán transportar animales de compañía en todo los vagones del tranvía, "siempre y cuando el volumen permita su traslado en el interior de transportines o similar" y solo en el último vagón aquellos que pesen menos de diez kilos si van en brazos del dueño, o si lo superan solo un perro y con bozal o elemento que cumpla la misma función. Y, si son del mismo propietario, podrán subir dos, pero con bozal y correa. En el caso de los autobuses, solo podrán subir perros de hasta 10 kilos y con transportín de bolso o rígido. Otras ciudades como Fuengirola permite la subida de hasta cinco animales de razas pequeña en un mismo autobús si este no presenta aglomeración.

¿Ha llegado la hora de convivir con animales en TUSSAM o Metro de Sevilla mas allá de los perros guías? ¿Está la sociedad sevillana preparada? Zaragoza o Fuengirola han dado una gran paso a una convivencia cívica entre animales y personas como las hay en muchos lugares del planeta. En Sevilla dudo que esto ocurra, primero tenemos que conseguir que las aceras estén limpias de heces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario